Cocina de lujo en hornos artesanales

Siempre llevo en mi mente esos panes caseros, bizcochos y pizzas y demás delicias que solía hacer mi abuela en su casa de campo.

Tenia un horno tipo casita iglú, y con el hacia maravillas.

Por suerte para mi y para los míos en estas épocas los conseguimos de la forma, color y diseño que queramos.

Estos hornos cumplen la misma función que un horno convencional, Atrapan el calor en un espacio para trasmitirlo a los alimentos para su cocción. pero nos da ese sabor campestre que le proporciona la leña a nuestras comidas.

Realmente es muy curioso como mucha gente hoy por hoy ya se hizo con uno en su casa, son muy buenos, y a los que nos gusta la buena cocina, es un placer cocinar en ellos, ya que hay miles de recetas y muchas nos ayudan a a economizar, como por ejemplo el pan casero, que sale espectacular y no tiene nada que envidiar al de nuestras panaderías. y lo tienes fresco cuando tu quieras.

Si remontamos mucho mas atrás estos hornos según la historia, ya existían hace mas de 5.000 A.C años por los egipcios y babilonios. y hace 2.000 A.C los romanos los introducían con mejora como puerta en la parte frontal, eso hacia que el calor se concentrara para un mayor aprovechamiento del calor.

Estos se construían con materiales que resistan el mayor calor posible por el mayor tiempo, como la piedra y ladrillo refractario.

Mas adelante se fueron modernizando y hoy ya contamos con una variedad, que va desde barro, hasta los materiales mas sofisticados.

El horno es uno de los objetos mas útiles en la cocina e indispensables, sobre todo para la gente que nos gusta cocinar de forma variada, y hacerlo con ellos se hace una pasión.

Ya en muchos países se los considera casi indispensables a la hora de tener una casa de campo. y con los tiempos que corren ya tendremos que apañarnos mas con ellos, para así recortar un poco los gastos .

No se dan una idea la cantidad de combinaciones que hay para hacer en esta clase de hornos y ninguna los dejaría insatisfechos. solo con un poco de imaginación , arremangarse y dejarse ensuciar un poco, podrías disfrutar de aquellas comidas de nuestras abuelas.

Si después de todo esto , deciden adquirir uno, seria una ardua tarea se los aseguro, ya que se encuentran de diferentes materiales, formas , dimensiones y características, pero sea cual sea, seguro no se arrepentirán.

Esta entrada fue publicada en Hornos Artesanales, Hornos Carbón. Guarda el enlace permanente.