Distintas formas de hornos altos (2ª parte)

Horno convertidor de Gonsard: Horno de gas para la fabricación del acero fundido. Es de alta temperatura, y su plaza movible, provista de una serie de toberas, está dispuesta de modo que, durante una parte de la operación, se pueda proceder por inyección de aire y combustión intermolecular, como en el sistema de Bessemer, manteniendo siempre el baño bajo la influencia de la alta temperatura producida por el calórico exterior.

La inyección se para por un movimiento de rotación parcial del aparato, que hace salir las toberas del baño, encontrándose en las mismas condiciones que en el procedimiento ordinario de fabricación sobre plaza.

Horno de alfarero: El destinado a cocer los objetos fabricados de barro por el alfarero. Suele consistir en una construcción cilíndrica de ladrillos refractarios, cubierta por una bóveda esférica, atravesada de respiraderos, con hogares inferiores y laterales, todo contenido en una cámara o envoltura superada de una chimenea para evitar los enfriamientos.

Respecto a la disposición antigua de tales hornos no se sabe mucho, las pocas noticias conocidas han sido proporcionada por algunas piedras grabadas y restos de antiguas fábricas romanas. Sin embargo, se han descubierto en Francia, Alemania e Inglaterra bastantes hornos romanos, cuyas ruinas permiten formar idea de esta clase de obra.

Horno de anteojo: Es una variedad de horno alemán de crisol externo, que tiene una piquera y un reposador a cada lado de la meseta, por lo que pueden verificarse as sangrías alternativamente por uno y otro.

Esta entrada fue publicada en Hornos Industriales. Guarda el enlace permanente.