Horno de pan

Se entiende por horno de pan al que se utiliza para cocer una masa formada por harina, agua, levadura sal y en algunos casos cereales; que es conocida de toda la vida como pan; y el lugar donde se expenden, panadería. Parece mentira que con tan pocos ingredientes, se puedan lograr tantas variedades; hasta el punto que, cada zona geográfica tenga sus especialidades, al menos en España.

Seguramente 8.000 años a.C.; que fue cuando apareció el cereal como consecuencia de que el hombre primitivo dejó de ser nómada para convertirse en sedentario; se produjeron las primeras plantaciones. Los granos de cereal habrán sido molidos por una piedra plana, y la masa resultante posiblemente quedó expuesta al sol, adquiriendo una consistencia sólida.

El pan levado apareció después, ya que sólo se pueden usar el trigo y el centeno, que son los únicos cereales que admiten la efervescencia o levado. Ésta se produce por la presencia del gluten, que evita el escape de gases de la fermentación de la masa, y le confiere un agradable sabor.

Los primeros en utilizar el horno para cocer el pan fueron los egipcios, en la época de Ramsés lll; era de forma cónica, y constaba de dos concavidades; la inferior para la combustión y la superior para la cocción.

En el imperio romano el consumo de pan se produjo entre los siglos XVlll o XVll a.C., y para molerlo y amasarlo se utilizaba a los esclavos. Posteriormente la molienda se hacía por medio de caballos u otros animales de tiro.

En la actualidad la fabricación de pan se realiza en grandes complejos industriales, donde luego se distribuyen a supermercados y pequeños comerciantes, aunque las panaderías de barrio son las preferidas a la hora de degustar un pan crujiente.

Esta entrada fue publicada en Panaderia. Guarda el enlace permanente.