Horno pirolítico

Cuando hablamos de hornos siempre suele aparecer una palabra muy específica: “pirolítico”. Sin embargo, “pirolítico” qué significa, ¿un tipo de horno nuevo?, ¿un sistema que incorpora el horno?, ¿y para qué sirve?

En las posteriores líneas, vamos a explicar qué significa el llamado “horno pirolítico”:

Un horno pirolítico se trata de un tipo de horno que incorpora un proceso denominado pirolisis. Dicho proceso es un sistema de autolimpieza. Dependiendo de la marca, el horno pirolítico se limpiará de una manera u otra, es decir, existen hornos pirolíticos que deben limpiarse totalmente vacíos, otros que pueden limpiarse con las bandejas dentro, y así se aprovecha la limpieza, etc. Por lo tanto, si se dispone de un horno pirolítico se deberá leer cuidadosamente las instrucciones de su posterior uso.

Una vez conocemos qué es un horno pirolítico, es el momento de señalar cómo funciona este tipo de hornos:

Su función principal es que temperatura del horno se eleva a 500º centígrados, provocando que la suciedad incrustada en el interior del horno se queme. De esta forma, los restos de suciedad, ya sea aceite, algún tipo de salsa, restos sólidos de alimentos, etc., se acaban convirtiendo en cenizas.

Por lo tanto, al finalizar el programa pirolítico, sólo se deben recoger las cenizas que se encuentran en el interior.

Por otra parte, es imprescindible señalar que el horno pirolítico se presenta dentro de la clase de alta gama, ya que presentan funciones como:

Los hornos pirolíticos tienen distintas intensidades para la limpieza. Así, se puede ajustar la temperatura a la suciedad que se encuentre en el horno.

En cuanto a la energía, los hornos pirolíticos presentan un ahorro de energía, puesto que al ajustar la temperatura a la suciedad se puede acortar el tiempo de la función pirolítica. Además, el consumo de energía utilizado suele ser alrededor de 2 horas, por tanto unos 0,50 Euros. En este caso siempre depende de la marca y, evidentemente, de la tarifa eléctrica de nuestro hogar; pero en general se puede decir que es consumo de los hornos pirolíticos ni es excesivo ni exagerado.

Y por último, es necesario explicar que los hornos con función pirolítica no son ningún peligro; Aunque este tipo de hornos eleve su temperaura hasta 500º centígrados, a partir de cierta temperatura relativamente alta, el horno dispone de un mecanismo de bloqueo, con el fin de que no pueda abrirse involuntariamente. Y hasta que la temperatura del horno no empieza a bajar el sistema no se desbloquea.

Esta entrada fue publicada en Hornos Pirolíticos. Guarda el enlace permanente.